花 Haná (flor).


La felicidad no es algo que nos venga desde fuera.

La verdadera felicidad es algo que emana desde nuestro interior hacia el exterior proyectando fuera todo lo que ocurre dentro de nosotros.


Al trazar este símbolo y repetir su mantra 3 veces (haná, H aspirada
casi jota / J /), y tras él nuestro querido activador (CHR), una descarga de Amor, procedente de la Fuente de la Vida, inunda tu pecho, y lo mantiene abierto como una flor.


Lo podemos usar tanto para sentirnos completos, como en momentos
de soledad, tristeza, desamparo... y se puede usar tanto en el
tratamiento diario, en meditación junto al mudra pushpaputa o de manera puntual en un momento de debilidad.

Usarlo frecuentemente da como resultado la sanación de esa autoestima que en mayor o en menor medida TODAS y TODOS tenemos herida

 

.

MEDITACIÓN CON HANÁ Y PUSHPAPUTA MUDRA

Traza HANÁ en cada palma de tus manos y en tu corazón junto con nuestro activador de la energía (CHKR) y reposa las manos con las palmas hacia arriba sobre tus muslos. Respira. Relájate. Siente.

¿Tienes dudas?

¡Escríbenos!

¡Click!

©2020 por El maestro está en casa.